La Revista de Vega de Santa María La Vega hoy

Vega de Santa María

www.duquesadelaconquista.comLa Vega es un pequeño pueblo abulense de 18 kilómetros cuadrados de extensión. Se encuentra a 940 metros de altitud y a 22 kilómetros de la capital, Ávila.

El censo refleja poco más de 100 habitantes.

Sus límites geográficos son: por el Norte, con el término municipal de Blascosancho y Hernánsancho; al Este con Velayos; al Sur, con Santo Domingo de las Posadas y Pozanco; y al Oeste con los términos municipales de Peñalba de Ávila y Gotarrendura.

Su actividad principal es la agricultura y hay explotaciones de ganadería lanar.

Tierra de cultivoTradicionalmente, este pueblo agrícola ha dedicado muchas de sus tierras también al viñedo, de lo que aún queda alguna artística y representativa explotación, de notable calidad y peculiar sabor de sus caldos.

Las tierras de los agricultores de Vega de Santa María, eran propiedad de la Duquesa de la Conquista y fueron compradas por una cooperativa formada por todos los colonos que reunieron sus ahorros para hacerse con las propiedadesVista de la Vega. Esta cooperativa, llamada “Asunción de Nuestra Señora”, aún funciona y gestiona los pastos de los prados comunales y los edificios adquiridos a los primeros propietarios, como “La Panera del Marqués”.

Son de especial atención y atractivo cultural las procesiones de Semana Santa, donde se trasladan las imágenes desde laProcesión de Semana Santa Iglesia a la Ermita, cantando romances de Lope de Vega que se van contestando alternativamente entre dos grupos.

Santa InésSu patrona es Santa Inés, celebrada el 21 de enero. Se honra a la Virgen el 8 de diciembre, en la festividad más grande del municipio que traslada sus festejos al 15 de agosto, para que puedan acompañarnos los foráneos.

A la patrona, se la honra también, en una fiesta asociada a la agrupación de la tercera edad, cuya celebración reúne a todos los asociados e invitados en torno a un banquete celebrado después de misa y la procesión.

Destaca su gastronomía típica de las hojuelas, flores y retorcíos, por carnavales y el postre conocido como montenevado.

Torre de la iglesiaEl municipio tiene varias casas de noble construcción, típicas de la localidad donde se combina el ladrillo árabe, con la fábrica en tapia, de la piedra del lugar.

Su principal monumento es la iglesia situada a 600 metros del pueblo, en la que destaca Iglesia su torre mudejar del siglo XIV, donde luce arabescos y sillares grabados. En el cerro, aún se levantan los restos del palacio que perteneciera a la Duquesa de la Conquista. Junto a él se contruyó el deposito del agua, que desfigura un tanto su petrea silueta en ruinas.

En el centro del casco urbano, se levanta el "Salón del Baile", edificio de dos plantas de propiedad particular, hoy en ruinas, pero puede apreciarse su escenario en la parte alta, donde reza un letrero "teatro La Danza" que recuerda aquellos grupos de teatro de la posguerra en la España rural y que el La Vega alcanzaron enorme éxito y popularidad. La planta baja se dedicaba a salón de baile, y varias generaciones han bailado, hasta bien entrados los años ochenta, ya con orquestas de aparatos electricos, recordando también como sus mayores bailaban al son de un organillo de manivela.

En los exteriors del casco urbano se encuentran dos fuentes surtidas de agua, cuya procedencia es de manantiales de muy buena calidad: el Caño Chico cuenta con dos pilas, que antiguamente aplacaban la sed del ganado y a cuyo agua se le atribuyen propiedades de muchos beneficios gástricos. El Caño Grande son dos chorros continuos que se nutren del agua procedente de un manantial encauzado en un túnel subterráneo, practicado a mano, por prestación personal, hacia 1920, cuya arquitectura da muestras del saber hacer de aquellas gentes, que emplearon en su construcción las piedras que antes sirvieron para levantar el palacio de la Duquesa de la Conquista. Tiene un gran pilón, hoy oculto, que sirve de algibe de agua, para situaciones extremas. El sobrante se recoge en las charcas, donde antiguamente se lavaba la ropa. Había dos; hoy sólo existe una, donde los vecinos han tenido la ocurrencia de cuidar unas carpas que dan motivación al lugar. La otra ha sido reconvertida en un abrevadero para las ovejas.

EL "Pozo de las Pilas" era otro de los dos antiguos lavaderos. Cuenta con dos pilas y un manantial de agua muy dura, no apta para el consumo, pero útil para el blanqueado de la ropa. Había un lavadero más, denominado Charcas de Arriba, que recogía el agua de una tarjía situada en una zona húmeda en el camino de Santo Domingo de las Posadas. Aún puede visitarse y reconocer los restos descuidados.

El Potro, son cuatro postes de piedra, unidos entre sí por barras de hierro, utilizadas antiguamente, para herrar a las caballerias. Aún se conserva muy bien y es interesante.

Cuenta el municipio con una pista polideportiva, donde podrían practiarse doportes como el futbol sala, el baloncesto, balón mano y boley bol, si estuvieran un poco más cuidadas las instalaciones.

Laguna ChicaAlgunos de los lugares más representativos de su término municipal son: el Artesiano, ubicado en medio del prado de la Dehesa; el arroyo Saornil, sembrado de álamo blanco, y que contó con un chorro de agua contínuo, hoy desaparecido; las Barrancas, erial recientemente repoblado con pinus pinea; la Gollá -apocativo de Degollada- , tierras fértiles, donde se encuentra el punto topográficamente más alto del término municipal y de mayor referente por su fiabilidad para los técnicos geógrafos; y las Lagunas de la Herrada, Era Grande y Era Chica, que permanecen la mayoría del año con agua y sirven de refugio a aves migratorias. El Prago Bajo, rico pastizal pendiente de reforestación. Las Cruzaillas, donde se encuentra el vertedero de residuos sólidos y la escombrera de la Mancomunidad Rivera del Adaja, a la que pertenece el municipio , La Vereda de las Vacas, donde está proyectado construir un circuito de conducción segura... Los Cuatro términos, El Jadín, La Cañada, La Cruz del Niño, Las Morantas, Los Toscales, El Aceitero, Las Prusianas, La Rioja, Las Hoyas, el Arenal, Los Infiernos... son toponimios de lugares emblemáticos del término municipal.

Tiene especial significado el río Adaja, que riega, en su margen derecha, dos representativas partes de su término municipal.

Actualmente el pueblo es muy visitado por encontrarse al lado la urbanización Pinar de Navares, finca ésta que, junto con la de Sansaez, eran aprovechadas por sus características de monte forestal, para surtir de leña y otros recursos a nuestros antepasados.

Escuelas NacionalesDesde el año 2003 las Escuelas Nacionales permanecen cerradas, al sufrir nuestro municipio las carencias de los responsables políticos, que desembocan en la falta de población infantil, entre otros males.

El Ayuntamiento lo forman cinco concejales, cuatro del Partido Popular, -que gobierna en el municipio desde la implantación del sistema democrático- y uno más desde las últimas consultas electorales del 2007, de un partido independiente llamado CIUDADANOS DE VEGA DE SANTA MARÍA, creado para participar en la vida pública y revitalizar el municipio.

Cuenta la población con consultorio médico, donde un doctor y un auxiliar giran visita en el dispensario del pueblo, tres días por semana: los lunes, jueves y viernes, sobre las doce de la mañana. El médico titular es don Rafaél Sánchez y Paco, el auxiliar

El Ayuntamiento, la oficina municipal, abre dos días por semana, los martes por la mañana y los miércoles por la tarde, y satisface todos los negocios de los ciudadanos atendido por una secretaria. Entre el personal contratado cuenta con una alguacila, que se ocupa del apoyo a las labores administrativas, de la limpieza de edificios y sitios públicos y de cuantos quehaceres haya menester.

Hay servicios religiosos casi todos los días, en la Ermita del pueblo, sobre las doce de la mañana. En fiestas estos actos se trasladan a la Iglesia Parroquial. El párroco es don Gervasio, que compartimos con la vecina localidad de Velayos.Ermita del pueblo

Las fechas de celebración para honrar a la Virgen son: el 15 de agosto, como festividad más grande, el día de la Asunción; el 21 de enero para Santa Inés, trasladada a la celebración de los jubilados a finales del mes de mayo, coincidiendo con las Comuniones; el 8 de diciembre, día de la Purísima, antiguamente, festividad más celebrada. También se celebra otra fiesta pagana, convertida ya en tradicional, que reúne a numerosos vecinos entorno a una matanza popular, que se desarrolla al modo tradicional.

El juego de la pelotaHay un bar situado en los bajos del Ayuntamiento, que se alquila a los gestores, pues el dificio es titularia pública.

El Bibliobús nos visitaba una vez al mes, pero la falta de interés de las autoridades, ha hecho decaer la lectura y el prestamo bibliotecario.

Se reparte pan a diario y existe venta ambulante de pescado, fruta y comestibles, varias veces por semana.

Para asuntos de seguridad cuenta con la atención de la Guardia Civil en el cuartel de Adanero, al que hay que desplazarse para los requisitos de ese órden.

En el municipio hay cuatro nidos de cigüeña: uno en la torre de la iglesia del pueblo, otro en la iglesia de allá, otro en el palacio y uno más en el Salón del baile, donde cada año anidan las correspondientes parejas, siendo ésta la referencia ecológica más interesante del pueblo, junto las carpas de las Chacas de abajo y las de la Laguna Grande.

Existe una asociaión cultural sin ánimo de lucro, fundada por cinco jóvenes de la localidad en 1993 que vela por la conservación del espacio natural del pueblo, y hoy cuenta con 23 miembros. Se llama ACOVE y tiene mucha actividad en la lucha contra las irregularidades medioambientales y en el desarrollo y progreso de plantaciones de especies arbóreas autóctonas

Los cazadores se agrupan en coto de caza "Santa Inés" para practicar el deporte de la caza, combinándolo con el respeto al medioambiente y la diversidad faunística.

Administrativamente pertenece el pueblo a Ávila, donde hay que acudir a su Delegación de Hacienda, Hospitales sanitarios y consultas de espcialista. Antiguamente se acudía cada viernes, cuando el mercado tenía más localización y actividad, constituyendo esto, casi ujn hecho de fiesta obligatoria y de relación personal entre los pueblos de la zona. El atubús hace parada en la cartera, no sube al pueblo, pero son pocos los viajeros que elegen este transporte para acudir a la capital, desde que se ha generalizado en automovil particular.

Las tradiciones y la afición a la cultura, la lectura y el teatro, han sido muy reconocidas por los lugareños de otras localidades próximas, y cuyo relato merece un capitulo aparte.

Subir

Política de Privacidad | Contacto | ©2005-2013 Acove